¿Qué me pasa?

Hidrosadenitis

La hidrosadenitis o “golondrino”, es una infección crónica de la piel y del tejido celular subcutáneo por afectación de las glándulas apocrinas, que están en zonas que tienen abundantes folículos pilosos, como el cuero cabelludo, las axilas, las ingles y en la región perineal. Es una condición infradiagnosticada y frecuentemente confundida con abscesos locales pero que al ser recurrentes, son tratados de manera repetida mediante drenajes que no evitan su reaparición.

La hidrosadenitis o “golondrino”, es una infección crónica de la piel y y el tejido que se encuentra bajo ella. El origen está en las glándulas del sudor localizadas en mayor número en las ingles, axila y región perianal. Estas zonas son ricas a su vez en folículos pilosos. La hidrosadenitis es una enfermedad infradiagnosticada y frecuentemente confundida con abscesos locales pero que al ser recurrentes, son tratados de manera repetida mediante drenajes que no evitan su reaparición.
La hidrosadenitis ocasiona abscesos (colecciones de pus) repetidos en la zona afectada. Es típica la historia de pacientes que han sido tratados en múltiples ocasiones mediante incisión y drenaje del absceso. Se asocia a la salida recurrente de pus en las zonas afectadas.

¿Cómo se trata el sinus hidrosadenitis?

Aunque se han descrito diferentes tratamientos con diferentes tipos de antibióticos y medicamentos, el tratamiento de elección es la extirpación extensa de la piel enferma. Habitualmente las heridas se dejan abiertas en la zona perianal para cicatrización progresiva “por segunda intención” con cuidados locales. El cierre primario de la heridas o el empleo de colgajos se emplea sólo en casos puntuales.